Breaking News

“Muchos de los que apoyaron a Chávez no respaldan a sus herederos“


“Muchos de los que apoyaron a Chávez no respaldan a sus herederos“

El diputado Klaus Barthel exhorta a que se despolitice la Justicia en Venezuela para que la fiscal Luisa Ortega siga haciendo su trabajo, y lamenta que no haya una propuesta lejos de la dependencia petrolera. SPD-Politiker Klaus Barthel (picture-alliance/dpa/A. Weigel)

En entrevista con DW, el diputado socialdemócrata alemán Klaus Barthel apela a Venezuela a que "vuelva al Estado de Derecho", cuestiona el modelo económico basado en la dependencia del petróleo y llama al diálogo constructivo entre gobierno y oposición.

Barthel es miembro activo de una docena de comisiones y grupos de trabajo en el Bundestag.  Es presidente del grupo parlamentario alemán-sudamericano, vicepresidente del comité sobre Economía y Energía y es portavoz de su grupo parlamentario para América Latina y el Caribe.

DW: La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, enfrenta un proceso de destitución en el Tribunal Supremo de Justicia en un intento por acallar sus denuncias sobre la ruptura constitucional, y su rechazo a una Asamblea Constituyente. ¿Cómo ha sido percibido esto en Alemania? 

Klaus Barthel: Es hora de que Venezuela vuelva al Estado de Derecho, que se reestablezcan las convenciones del Estado de Derecho. También es necesario que despolitice la Justicia y que la fiscal general pueda seguir haciendo su trabajo.

Hasta ahora todos los esfuerzos multilaterales para superar la crisis han fracasado. ¿Qué es necesario que suceda? ¿El establecimiento de un calendario electoral? ¿Nuevas elecciones?

Ya habrá elecciones presidenciales el próximo año y las elecciones regionales y municipales tendrán lugar este año. Creo que es importante que estos comicios se desarrollen de manera ordenada y que se observe la Constitución vigente y que al mismo tiempo se continúe los esfuerzos para impulsar un diálogo al interior del Estado. La comunidad internacional puede ayudar, incluyendo a la mediación del Vaticano. Hay que evitar a toda costa que interlocutores como el Vaticano sean descartados.

¿Entonces, tiene usted esperanzas en la mediación multilateral para superar la crisis?

Sí, sin embargo para ello es necesario que en el mismo país las fuerzas políticas trabajen constructivamente en este diálogo y hasta ahora tengo la impresión de que esto no sucede. Al contrario, cada una de las partes intenta imponerse, sacarle provecho a su propia ventaja.

“Muchos de los que apoyaron a Chávez no respaldan a sus herederos“

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, y la opositora Mesa de Unidad Democrática, cuestionan la convocatoria del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para conformar una Asamblea Nacional Constituyente con la que se pretende cambiar la Constitución. La convocatoria ha provocado un recrudecimiento de las protestas callejeras que han dejado un saldo de casi un centenar de muertos. 
La fiscal general Luisa Ortega Díaz y la opositora Mesa de Unidad Democrática cuestionan la convocatoria del presidente Nicolás Maduro para conformar una Asamblea Nacional Constituyente. Con ella el régimen pretende cambiar la Constitución. La convocatoria ha provocado un recrudecimiento de las protestas callejeras que han dejado un saldo de casi un centenar de muertos.
El miércoles pasado, un grupo de chavistas asaltaron el Parlamento e hirieron a varios diputados. Aunque Maduro se distanció de la violencia, anteriormente había amenazado con defender la revolución con el uso de las armas...

Desafortunadamente eso se ve en ambos lados con grupos que buscan un cambio a través de la violencia. Hay que rechazar esto enérgicamente. El gobierno debe garantizar la seguridad del Parlamento. Las fuerzas del orden están ahí para defender a las ciudadanas y los ciudadanos y también al Parlamento. Pero estas garantías de momento son insuficientes.

¿Qué puede hacer la Unión Europea para ayudar a superar la crisis en Venezuela?

Sólo podemos respaldar las negociaciones internacionales, como las conversaciones que tienen lugar bajo la mediación del Vaticano. No tiene mucho sentido entrometerse directamente en la correlación de fuerzas en Venezuela porque toda intromisión será instrumentalizada y sólo contribuirá a escalar el conflicto. Debemos intentar de manera indirecta y muy reservada que se reanude un diálogo que tenga credibilidad, un diálogo orientado al éxito.

Venezuela tiene una de las mayores reservas de crudo a nivel mundial. Tras esta crisis el país se ha convertido en un país de cuestionables superlativos. Caracas es una de las ciudades más peligrosas del continente, el país tiene el índice de inflación más alto del mundo. ¿Qué lección deja la crisis venezolana, sobre todo a América Latina?

En Venezuela se puede ver claramente lo que pasa cuando se apuesta por la dependencia de las exportaciones de materias primas, más aún al tratarse de un solo producto, el petróleo. Que no era ningún modelo económico que podía ser exitoso, eso lo entendieron los mismos chavistas en un inicio, y aún así abandonaron el camino que buscaba reducir esa dependencia. No es ningún modelo económico con posibilidades de éxito, se implemente bajo un programa socialista o de cualquier orientación política. Es necesario que el país implemente un nuevo modelo económico. El problema es que no se ve en ninguna fuerza política una propuesta para la reconstrucción económica del país. El urgente diálogo necesario en Venezuela, debe dar prioridad, no a la lucha por el poder, sino en presentar al pueblo venezolano un modelo económico que impulse el país en los próximos años y décadas.

Hasta hace poco, grupos de izquierda todavía respaldaban al chavismo, pero tras esta crisis ha perdido credibilidad. ¿Tiene algún respaldo a nivel internacional?

Lo habrá aquí y allá. Lo que uno se pregunta es si lo que ahora está pasando en Venezuela tiene algo que ver con el chavismo. La misma fiscal general Luisa Ortega afirma que muchas personas que respaldaron a Chávez y el chavismo, no apoyan más lo que están haciendo sus herederos. La cuestión es ¿qué se entiende por chavismo? Un elemento fundamental fue que Chávez buscó el respaldo del pueblo y éste respaldo se está perdiendo. Por eso debe haber un cambio político y no los enfrentamientos violentos que estamos viendo ahora.


DW © 2017 Deutsche Welle
Loading...